domingo, 20 de marzo de 2016

20 de marzo

















Quién lo diría... Hoy se cumple un año de la muerte de mi hermano Jesús, tras un duro y largo proceso en el que jamás dejó de darnos una enorme lección de vida, valentía y dignidad. Aquel 20 de marzo, de madrugada, unas horas antes de que nos dejase, escribí este breve poema que hoy comparto por primera vez...
Muchos besos y abrazos, querido hermano... Siempre fuiste un hombre de pocas palabras. Tu sonrisa y tus ojos lo decían todo. Estés donde estés, sigues vivo e indemne en nuestro recuerdo, libre y alegre en nuestro corazón...


20 DE MARZO

A mi hermano


Es madrugada y llueve.
Por la gasa del cielo
sólo asoma una estrella.

Siento que es tu mirada, tu adiós último.

Nunca pudo el dolor
arrancarle a tus ojos
la flor de tu bondad.



(Murcia, madrugada del 20 de marzo de 2015).

Fotografía: Parque de la Seda, 1 de febrero de 2014.

3 comentarios:

Lasita dijo...

Qué bonito, Sebastián.
No le sobra ni le falta una palabra.

Juan de Dios García dijo...

Nada que añadir, Sebas. Un fortísimo abrazo.

La Montaña Mágica Librería dijo...

Irradia luz este poema, Sebas.